Los metales preciosos han tenido un excelente rendimiento en el último mes

0
196

En el clima de inestabilidad económica mundial, el oro tuvo el aumento más alto dentro del mes de julio de 2020. No se había visto un rendimiento de precios similar desde 2012. Si bien el dólar estadounidense bajó, el valor del oro creció un 11 % durante julio. El oro al contado cotizaba a 1.974,40 $ por onza el viernes. A principios de la semana (lunes), alcanzó un récord histórico con 1.945,10 $ por onza. El anterior precio máximo que jamás que había alcanzado se observó en septiembre de 2011, quedando ahora al segundo puesto.

En algún momento del viernes, el precio del oro superó la barrera de los 2.000 $ por onza. Algunos analistas esperan una subida aún mayor durante 2020. Los buenos resultados del oro y la caída del dólar estadounidense hacen que el estado de la moneda estadounidense como activo de reserva más utilizado no sea claro. El dólar está cerca de alcanzar su mayor caída mensual en una década. Los inversores con otras monedas encontraron que el oro a precio de dólar era más fácil de adquirir.

A largo plazo, los inversores pueden reajustar sus carteras para incluir más inversiones en oro. Puede que esto ya esté sucediendo. Los futuros sobre oro para entrega en diciembre crecieron un 1,1 % (equivalente a 19,10 $) hasta 1.989,30 $ por onza en Nueva York, convirtiéndose en el contrato más negociado. Por otro lado, los lingotes crecieron un 4,7 % en la misma semana. A corto plazo, el oro de agosto creció un 1% (equivalente a 19,10 $) y se situó en 1.942,30 $ por onza el jueves pasado.

El “oro del pobre” también experimentó un crecimiento histórico

La plata, llamada el “oro del hombre pobre”, también experimentó un rendimiento sorprendente el mes pasado. Este metal cerró julio con una subida del 30 %, la mayor ganancia mensual observada en 40 años. Este crecimiento está ligado a la apreciación del oro. Sin embargo, también es consecuencia de una mayor demanda por parte de la industria. La plata tiene gran variedad de aplicaciones en generación de energía, minería, refinación de metales y otros procesos industriales.

Sin embargo, antes de este máximo histórico, la plata cayó a 11.645 $ por onza en marzo de este año. Pero a medida que el precio del oro comenzó a subir, también lo hizo el valor de la plata. Esto fue en gran parte gracias a la Reserva Federal, que junto con otros bancos centrales lanzó un estímulo económico. Los resultados de la plata del mes pasado no se habían visto desde septiembre de 1980. Esto convierte de este metal precioso el producto con mejor rendimiento de julio de 2020.

Más que nunca, se considera la plata como un refugio, y algunos analistas esperan que este año alcance los 30 $ por onza después de subir a un valor máximo de 26,28 $ por onza la semana pasada. No sería sorprendente si alcanza 40 $ o incluso 50 $, según Philip Streible, un experimentado estratega de mercados. Como podemos ver, “pobre” no es exactamente la palabra para describir el rendimiento de este metal.

Por su parte, Christoper Lewis, un analista de metales independiente, apoya la idea de mantener la inversión en plata a largo plazo. Incluso si el estímulo federal terminase, Lewis afirma que la plata es una mercancía que nunca deberíamos vender.

La caída de casi un 4 % del jueves pasado causó cierta preocupación, pero el metal se recuperó rápidamente. Al día siguiente, el viernes, la plata volvió a la normalidad. El oro también experimentó un crecimiento histórico el viernes, pero no fue comparable al desempeño de la plata.

Lewis es optimista sobre el futuro de este metal precioso y predice subidas de valor aún mayores para el futuro a largo plazo. Sin embargo, también prevé una fuerte caída en algún momento. Pero piensa que este bajón debe verse como una oportunidad para comprar. En su opinión, se debe prestar especial atención al nivel de 22 $ por onza.

Sin embargo, las condiciones para comprar siguen siendo favorables. La relación oro/plata todavía está por debajo de 85,30, su valor promedio de los últimos 10 años. Esta proporción era de 1:81 el viernes, lo que significa que se necesitaban 81 onzas de plata para comprar 1 onza de oro. A mediados de marzo de este año, la proporción era de 1:127, cuando la plata tenía un precio de 11,65 $, alcanzando su mínimo en 11 años. Sin embargo, durante varias décadas, la proporción media ha sido de 1:56. Según Streible, la plata continuará superando al oro para asentarse en una proporción de alrededor de 1:60.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here